Historia

Afrontar la formación de estudiantes en la Universidad implica procesos permanentes de reflexión y toma de decisiones que estén orientadas a lograr la adaptación progresiva de los estudiantes a la vida universitaria, asegurando la consecución de su formación profesional. En este contexto y bajo la lógica de la inclusividad social que promueve la Visión de la Universidad Bernardo O´Higgins es necesario considerar que los niveles de entrada de conocimientos, destrezas intelectuales, afectivas, actitudinales, sociales de los estudiantes pueden resultar insuficientes en muchos casos, elemento que puede transformarse en un factor de riesgo, al momento de resolver la permanencia y el éxito académico de los alumnos en la Institución.

Esta realidad supone un especial desafío a la Universidad –como institución formadora-, entre los cuales están: optimizar los tiempos de formación, compensar las deficiencias que pueden traer los estudiantes; nivelar los hábitos de comportamiento estudiantil desarrollados en el marco de una escolarización carente de autonomía; satisfacer por una parte las condiciones y características que ha de revestir la formación de acuerdo a los estándares, prácticas y normativas nacionales y la vez, aquellas que provienen de los referentes internacionales; lograr que la formación de los egresados les habilite para desempeñarse competitivamente en un puesto de trabajo, sin requerir un entrenamiento adicional y disponer de la evidencia empírica que avale el logro de las competencias institucionales –genéricas- y específicas de las carreras.

En este marco y bajo la premisa de que la Universidad Bernardo O’Higgins se ha propuesto como misión institucional la formación integral de los estudiantes, que permita una adecuada inserción y promoción social, toma sentido la necesidad de instalar procesos de apoyo académico complementario, para aquellos estudiantes que, teniendo potencial académico, provienen de una educación desfavorecida en la cual no fueron suficientemente desarrolladas habilidades base para enfrentar con éxito las demandas y exigencias propias de la formación académica y que, de no ser trabajadas podrían transformarse en una causal de abandono, que no responde a las reales capacidades de los alumnos.

Al respecto, cabe señalar que la institución ha realizado esfuerzos permanentes para instalar progresivamente mecanismos formales de apoyo a sus estudiantes. En este sentido, en el año 2005 nace el Programa de Apoyo al Rendimiento Estudiantil (PARES), como una estructura de apoyo a los procesos de aprendizaje y rendimiento académico de los estudiantes de la Universidad Bernardo O’Higgins. Surge de las necesidades detectadas en los estudiantes de la Universidad en relación a deficiencias en habilidades académicas básicas y como una forma de enfrentar de forma integral los desafíos de la sociedad del conocimiento, que demandaba de los profesionales la capacidad de estar en constante aprendizaje y actualización, además del ejercicio de competencias blandas, cognitivas, comunicacionales e interaccionales que tradicionalmente no están consideradas en los programas de formación profesional.

Este programa tuvo los siguientes objetivos a largo plazo:

a) Entregar un apoyo integral que permitiera a los estudiantes de la Universidad llegar a ser profesionales con una alta motivación hacia el aprendizaje y al constante perfeccionamiento de sus habilidades, no sólo en su contexto de trabajo, sino que de manera integral en su vida cotidiana.

b) Potenciar en los estudiantes el desarrollo y/o la necesidad de utilizar habilidades cognitivas y metacognitivas básicas, que les permitan llevar a cabo un efectivo proceso de aprendizaje y formación profesional, en términos de:
– La capacidad para evaluar los propios procesos de aprendizaje y desarrollo profesional para autorregular la conducta académica.
– La capacidad de aplicar estrategias cognitivas y metacognitivas orientadas a la compresión textual, la comunicación oral efectiva y la resolución efectiva de problemas académicos y profesionales.
– La capacidad de aplicar herramientas para la toma de decisiones creativa.

Para el logro de estos objetivos, el Programa PARES se planteó desde 2 grandes dimensiones de intervención:

a) Intervención Grupal: Dentro de esta área se encontraba el “Taller de Habilidades Comunicacionales” inserto en todas las mallas de las carreras (en algunas carreras el nombre fue modificado para adaptarse a las necesidades formativas particulares de su campo profesional), la evaluación diagnóstica, para conocer las herramientas de aprendizaje de todos los estudiantes que ingresan a primer año y los talleres de profundización que se implementaron con los estudiantes que presentaban un rendimiento deficiente en la evaluación diagnóstica.

b) Intervención Individual: Esta dimensión involucró la implementación de un espacio de apoyo psicoeducativo individual para los estudiantes de la Universidad que presentaran dificultades más estructurales o agudas y que no se beneficiaran en un 100% de las instancias de apoyo colectivo. Su objetivo era que todos los estudiantes que lo necesitaran, pudieran tener acceso a una estructura de apoyo focalizado y especializado, que les permitiera superar dificultades que puedan transformarse en obstáculos para su paso exitoso por su carrera de formación profesional.

Del análisis realizado a partir de la experiencia con el programa PARES, Vicerrectoría Académica mediante la Dirección de Formación Integral, decide robustecer el apoyo a los estudiantes, mediante la implementación de las tutorías académicas, que correspondían a instancias de apoyo individual o en grupos pequeños, donde un docente orientaba a los estudiantes en el repaso, la profundización y la comprensión de contenidos de sus asignaturas.

Estas instancias comienzan en el año académico 2008, con profesores contratados por jornada completa y media, quienes debían dedicar parte de sus horas de trabajo a esta labor. En este proceso se integraron además dos programas de apoyo que funcionaban desde antes en la Universidad: el Programa de Reforzamiento de las Matemáticas para la Facultad de Ingeniería y el Proyecto de Tutoría y Seguimiento Académico y Debate Competitivo de la Escuela de Derecho, los cuales pasan a formar parte de las Tutorías Académicas. Ya en el año académico 2011 se incorpora la contratación de tutores a honorarios:

a) Tutores generales, que corresponden a profesores con contrato individual de trabajo que orientaban a los estudiantes de la carrera a la que pertenecían, en el desarrollo de sus asignaturas, seleccionados y monitoreados directamente por su Director de Escuela y apoyados en el desarrollo de los procesos por la Unidad de Programas de Apoyo Académico de la DFI.

b) Tutores disciplinarios, contratados a honorarios para el apoyo en asignaturas clave de alto nivel de dificultad y/o altas tasas de reprobación. Comienzan el 2011 como un apoyo piloto a la Facultad de Salud y el 2012 se extienden a las demás carreras. Dado sus resultados positivos, durante el semestre primavera 2012 se implementó un proyecto para fortalecer este sistema de tutorías, lo que involucró la asignación de recursos extra desde la Vicerrectoría de Administración y Finanzas.

Durante el año 2013 se mantienen estas iniciativas y se analizan en función de las necesidades actuales, propias de las nuevas exigencias académicas. En este contexto, la Dirección de Formación Integral, con apoyo de la Vicerrectoría Académica decide reorientar sus esfuerzos hacia la integración y el fortalecimiento de tres áreas fundamentales: diagnóstico y seguimiento, apoyo académico y apoyo integral, tomando como base las cualidades de las acciones anteriores e integrando nuevos desafíos que tienen como idea subyacente, la necesidad de establecer una base común para todos los estudiantes, la que les permita adaptarse de mejor manera a las exigencias académicas vigentes.

Al respecto, la Dirección de Formación Integral ha considerado la implementación de programas específicos, mediante los cuales pretende aportar a resolver estas falencias iniciales e intermedias de los estudiantes, asegurando de esta manera la mejora en el rendimiento académico (expresadas en tasas de aprobación) y consecuente permanencia en las carreras (expresada en tasas de retención). Esta iniciativa se focaliza en todos los alumnos que ingresen a primer año, y a un porcentaje de estudiantes que se encuentran cursando niveles superiores, que sean sujeto de reforzamiento y apoyo psicoeducativo en momentos más avanzados de su formación.

Descripción y Objetivos

La Dirección de Formación Integral se enmarca dentro de las políticas de la institución, orientadas a la inclusividad social en los procesos de admisión, lo que se traduce en el ingreso de estudiantes que traen consigo experiencias escolares que los hace cuestionar sus propias competencias académicas, incidiendo directamente en su continuidad en la Universidad.

En este contexto y con la intención directa de asegurar la permanencia de estos estudiantes, La Dirección de Formación Integral cuenta con el Programa de Apoyo Académico de la Universidad Bernardo O´Higgins orientado a nivelar, reforzar y apoyar psicoeducativamente a los estudiantes, en habilidades, conocimientos y actitudes básicas para enfrentar con éxito las exigencias propias de la actividad académica, contribuyendo de esta manera a su desarrollo integral.

La Dirección considera tres áreas de trabajo: diagnóstico y seguimiento, apoyo académico y apoyo integral, atendiendo a la necesidad de trabajar sistemáticamente con los estudiantes durante la fase inicial, intermedia y final del trayecto formativo.

El desarrollo de esta Dirección contempla la conformación de un equipo multidisciplinario, además de la incorporación de docentes capacitados en el desarrollo de habilidades, quienes serán los encargados de llevar a cabo la secuencia de módulos y actividades de reforzamiento. En este mismo contexto el programa considera un sistema de evaluación y monitoreo sistemático en cada una de las fases del mismo, con la intención de regular el proceso, tomando las medidas de ajuste y mejora en los plazos adecuados.

Con la implementación de las actividades antes descritas se espera en el corto plazo. i) establecer un mínimo cognitivo necesario para enfrentar adecuadamente las tareas académicas propias de la formación universitaria. ii) mejorar las percepciones afectivas de los estudiantes respecto de sus capacidades académicas y iii) disminuir los niveles de deserción de estudiantes de primer año por motivos académicos.

Del mismo modo, a mediano y largo plazo se espera: i) Mejorar el nivel de aprendizaje en las dimensiones procedimental, conceptual y actitudinal a lo largo de su formación y ii) fortalecer el aprendizaje autónomo de los estudiantes.

En este contexto, nuestros objetivos son los siguientes:

OBJETIVOS GENERALES

  • Contribuir a la integración y desarrollo académico integral de los estudiantes, asegurando su adaptación a las exigencias académicas y permanencia en la universidad.
  • Promover en los estudiantes el aprendizaje autónomo.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Diagnosticar y monitorear el desempeño de los estudiantes, detectando en una etapa temprana e intermedia, debilidades a nivel de estrategias y habilidades de aprendizaje que se relacionan directamente con el éxito académico.
  • Aportar a la reorientación de rezagos educativos de aquellos estudiantes que ingresan a la Universidad con bajos niveles de preparación, mejorando su rendimiento académico.
  • Apoyar académica e integralmente a los estudiantes durante su trayecto formativo, favoreciendo su adaptación progresiva y mantención en la carrera.
  • Apoyar y orientar a las Facultades y Escuelas con información oportuna y pertinente, que permita tomar decisiones que aporten al desarrollo de los estudiantes.
  • Promover en la comunidad educativa el desarrollo progresivo de cualidades que distinguen al profesional UBO.
  • Generar y difundir conocimiento que aporte a la mejora de los procesos académicos y al desarrollo profesional de los estudiantes.

Equipo Docente

Insert Porto Grid Item Shortcodes

Nombre

Profesión

Especialización

Paula Araneda Psicóloga ver reseña
Loreto Ureta Profesora de Educación Diferencial especialista en Problemas de Aprendizaje ver reseña
Germán Muñoz Ingeniero Civil Industrial ver reseña
Katiuska Azólas Educadora de Párvulos Ver reseña
Catalina Zerega Psicóloga ver reseña
Karen Pozo Educadora Diferencial ver reseña
Catherine Pontigo Profesora de Educación General Básica ver reseña
Jocelyn Leiva Psicóloga ver reseña
Romy Reyes Psicóloga y Educadora de Párvulos ver reseña
Gloria Pérez Profesora de Matemáticas ver reseña
Paola Juica Profesora de Castellano y Filosofía ver reseña
Evelyn Acuña Cientista Político ver reseña
Julio Von Chrismar Oficial de Ejército ver reseña
Sonia Bravo Profesora de Castellano UMCE ver reseña
Juan Pablo Méndez Profesor de Educación Media mención en Historia y Geografía ver reseña
Alexis Matheu Pérez Licenciado en Matemática ver reseña
Ana María Neira Psicóloga ver reseña
Cecilia Hernández Profesora de Matemáticas ver reseña
Mauricio Ubilla Profesor de Historia y Geografía ver reseña
Ana Susana Arancibia Psicóloga
María Bernarda Hormazábal Educadora Diferencial
Andrea Brondi Psicóloga
Nolfa Rojas Profesora de EGB
Marcela Zubiaguirre Psicóloga
Jeannette Ortiz Ingeniera
Carlos Molina Profesor de Lenguaje
Luis Morán Profesor de Lenguaje